sábado, 27 de julio de 2013

Nada es lo que parece ser.








"Dicen que las mujeres no saben escoger a un chico y por eso salen heridas... Pero como voy a saber escoger si siempre se muestran como el mejor, el más caballero, el que siempre te busca y te extraña, el que te llama y te necesita, ¿Como pretenden que no elija a alguien así?,¿Como pretenden que no me enamore?, Ya no se puede saber quien es real y quien es puro teatro. No se puede. Ahora el amor esta en la suerte de cada uno."

Eso dicen por ahí...
Todo lo anterior me recordó a él, a los principios de algo que no se con seguridad si se pude llamar "amor" de su inmensa  caballerosidad, a él, él que quería estar a mi lado cada segundo del día, el que aria todo por nunca alejarse, el que haría las cosas bien, el que me mintió de todas las formas posibles. 
 Poco a poco se le olvido todo lo anterior, también quererme y todo lo que esto conlleva.
Nuestro "amor" se volvió rutinario y absurdo, pero era tarde mi amor por el crecía al igual que su falta de interés, después el desinterés aumento hasta convertirse en un silencio largo, intrigante y sin sentido y lo menos menos deseable ocurrió, todo acabo y fue ahí cuando comprendí .. Que él no era mi felicidad.